Sunday, November 26, 2006

Bradbury, Ray. Ahmed y las Máquinas del Olvido




Una noche Ahmed acompañó a su padre en una caravana en el medio del desierto. El le comentó que su gran sueño era volar sea como sea. Hasta que de repente se cayó y se quedó dormido. Y cuando se despertó vio que él estaba solo, y empezó a llorar y llorar. Con unas de sus lágrimas hizo vivir a Gonn-ben-alá que estaba enterrado en el suelo.
El era el Dios del viento y del agua, y como sabía que todas las personas que antes vivían allí estaban enterrados, decidió despertarlos.
El Dios le dijo a Ahmed que le cumpliría todos sus deseos si él lloraba para que todos los que estaban enterrados volvieran a revivir.


Crítica del Libro. Semáforo Crítico


No me gustó porque parece un cuento para chicos más chiquitos.



Volver a la Página Principal

0 Comments:

Post a Comment

<< Home